Casualidades: El precio de los carburantes sube justo antes de Semana Santa: la gasolina se paga a 1,30 euros y el diésel, a 1,23