El laboratorio español encuentra una fórmula para ralentizar el progreso del alzhéimer